Translate

domingo, 22 de julio de 2012

TU ERES MI POESIA




lunes, 9 de julio de 2012

EL DUELO



Dos hidalgos caballeros de linaje ancestral,
poetas, cantores… ¡artistas!
enfrentados por la falacia de una cualquiera.
Frente a  frente se atraviesan el alma con miradas de acero
el silencio adyacente presagia desgracia.

Ella no ama a ninguno, pero es la culpable.
Desafiados, más por el intachable honor, que por amor;
en una mano llevan el coraje y la dignidad…
y en la otra la espada.

En ésta contienda  tal vez, ambos mueran;
llegan vestidos de gala como para un funeral,
han llevado padrinos a presenciar la querella…
rituales románticos de tiempos aquellos.

Ella, con abulia insolente contempla a los hombres,
vestida de fiesta  presente en la escena
su palmario escote manifiesta quién es… y de dónde viene,
cualquiera sea el vencedor, con él, irá a celebrar.

Trae puestos sus mejores atuendos
blusa blanca de fina seda, toda de encajes orlada,
un faldón vaporoso con hilos de plata tramada, insuflada
por el almidonado blanco lino de sus enaguas.

Quema el ambiente, más, el frío se siente…
las miradas hirientes, como rayos se cruzan…
¡Aparecen silbando las hojas de acero, surcando los aires…
en diestros lanzamientos serpentean buscando la carne!

El acero, a rojo vivo forjado, deslumbra con los rayos del sol
crujir de espadas y golpes de tazas...
van abriendo heridas, pero ninguna es fatal
ataque y defensa, exhaustos, no miran por donde van.

Enervados los hombres intentan un último golpe,
un último esfuerzo para dilucidar,
¡Se lanzan con furia, el uno con otro golpean sus pechos
la estocada implacable, penetra  la carne!…

Se estrellan las guardas y con violencia
a su destino llega el acero, desviado, ¡certero!…
atraviesan el pecho de la infame presente,
que esperaba impaciente por el vencedor.

A su vanidad, le faltaba colmarse de alhajas.
Quedan engastadas en las cazoletas, joyas
piedras preciosas decoradas de negro y oro,
una le atraviesa el pecho y la otra el corazón.


Delalma
Sábado, 08 de mayo de 2010


AMOR, SINO Y DESTINO



¡Hola corazón!... otra vez estamos solos
pensativos, al vaivén de una mecedora,
acompañados por la noche, ateridos por el frio,
sin luz de luna ni brillo de estrellas.

Las cosas que soñamos, en el camino se han perdido
 si no hay confianza, no hay amor.
¿Entonces qué es lo que hay?
¡Alegres golondrinas de estación!

Te propongo corazón, una vida cualquiera,
que vayamos de bar en bar
y con el licor, quemar esos recuerdos
hasta que no quede nada.

Tengo el alma hecha pedazos… ¡pero ya!
tu lloras corazón y no hay derecho… ¿sabes?
no puedes ser esclavo de los caprichos de un amor
tenemos que romper esas cadenas.

La vida enseña a vivir, y no sé por qué lo olvido
golpe a golpe forjamos el destino
pero tú, el principal…
a ti nunca te he atendido.

Si el amor se hace esquivo…
dejemos simplemente de sufrir en soledad,
busquemos en el vino amigo
solución a nuestro mal.

llevas mi universo de recuerdos
apretujado en tus rojas paredes
las grietas se hacen cada vez más grandes
porque con cada derrota, el dolor es más intenso.

Alegrémonos la vida
con el vino del olvido
esperando que nos traiga
amor, sino y destino.

Delalma
Domingo, 02 de mayo de 2010


UNA BELLA CATLEYA



Me encontré de pronto en una calleja,
un hermoso paraje suspendido en el tiempo
calle con faroles del siglo antepasado,
altas viviendas, antiguas, de amplios portales,
con miradores de orlas señoriales.

La calle empedrada, como antes del alquitrán, del asfalto;
los jardines circundando veredas,
con flores hermosas, distintas; identidad
de familia, anunciando sus nombres.

En forma de caracola la calle y la plazoleta,
al centro tenía… como otrora,
una pileta con seis ángeles de bronce flanqueada,
miraban al cielo, mientras brotaba de sus bocas el agua.

Para mí fue,  entrar en otro llano espiritual,
niños jugando en la calle, a la bartola…
los hombres adustos, de saco y corbata,
miraban con recelo mi aparición.

Inconscientemente empecé a saludar
levantando la mano con timidez,
seguí mi camino observándolo todo con avidez,
pensé en mis abuelos y su buen pasar.

Absorto miraba lustrosos repujados de moradas y miradores,
algunos con ornamentos churriguerescos;
un abrupto contraste con el vestir de los inquilinos
los tops, las minis y los zapatos de alto taco. El siglo.

Me he quedado prendado de aquella calle
y cada domingo regreso después de la misa,
a llenarme de siglos mejores…
como mis antecesores.

Delalma
Jueves, 29 de abril de 2010

EL AMOR EXISTE


Gracias Dios por tu bondad
por haberme dado corazón,
me enseñaste a ser feliz
y a saber lo que es sufrir.

Colmaste mi vida de alegrías
y de la más grande tristeza,
a veces Dios… pareces cruel, aprendí
“al que no quiere caldo, se le dan dos tazas”

Me las pusiste oscuras y también las clareaste,
“El amor espera…” y yo desesperé,
lloré como niño caprichoso
ahora río como feliz varón.

¿Quién soy yo?... ¡iconoclasta bizantino!
demandándote forjes el destino a mi talante,
¡Emplazándote, retándote!…
no soy ni partícula de polvo en tu universo.

Tú riges la existencia a tu condición, así es tu voluntad;
ahora vuelvo a ti, encorvada la cervíz
me has enseñado humildad y perseverancia
y sobre todas las cosas, que el amor existe.

Sin haber dudado de ella… ¿acaso la merezco?
¡Cuán ínfimo es mi amor e inmenso mi egoísmo!,
¡En cambio, ella, su amor llega hasta vos…
por eso la escuchaste y me la devolviste!

Ahora te agradezco Dios
porque la cuidaste y la protegiste,
nada escapa a tus designios
si así lo quieres, así será.

Delalma
Martes, 27 de abril de 2010




MILLONES DE VERSOS





Millones de versos con tiernas palabras
y cálidas frases de amor, para ti las he escrito
tratando de abrazar tu cuerpo entero,
mimándote, de la cabeza a los pies.

Le escribí a tu cabello y a su castaño brillo
claro, perfumado... sedoso,
cuando mi aliento sus hilos tocaban…
como enjambre de mariposas, tu pelo volaba.

Le escribí a tu cara color de manzana…
a los destellos de luna,
a las perlas cultivadas de tu boca,
y al carmesí de tus labios.

 Le escribí a tus grandes ojos negros
de  pestañas rizadas  y travieso mirar,
a la bondad que emanan
y a la luz que me dan.

Le escribí a ru flamígero cuerpo
a sus tornadizos médanos,
a las voluptuosas colinas
y al secreto delta que tu valle guarda.

Le escribí a lo hermoso de hacer el amor
a la entrega de ternura infinita,
a la tersura de tu desnudez
y a esas lágrimas, que en mi alma guardé.

Le escribí a las flores, a su belleza, a su aroma
al esplendor de los campos
a los puquiales, a los manantiales
y a los crecientes y hermosos ríos.

Le escribí al sol, a la luna, a las estrellas
a lo infinito del amor de Dios,
pero todo era poco, para decirte…
 ¡Te amo mi amor!

Delalma
Sábado, 03 de abril de 2010




ME HACES FALTA TU



Tengo flores de los pies a la cabeza
si hasta parezco santo en romería,
tengo noche, tengo luna
una fuente inagotable de inspiración.

Estoy rodeado de estrellas
pero ninguna brilla como tú.
Tengo amor y tengo llanto
hasta de los que no me han querido.

Tengo el cielo para pasear,
pero me haces falta tú,
y voy por los parajes más extraños,
en busca de tus ojos y tu pelo.

Paseo mi alma desvencijada
harapienta del amor perdido.
Voy halando mis despojos
por el camino sin retorno

Me has matado sin piedad
al amparo de tu género intocable,
con ese dolor de no saber…
por qué fue, como fue.

Te olvidaste del amor que yo te daba,
hiciste llorar mi corazón que era tuyo,
y mientras yo moría…
tal vez, otro reía.

Quisiera dejarte más que un beso
suspendido en el aire, lo siento
un cadáver no puede besar,
para otra vida será.

Delalma
Viernes, 23 de abril de 2010




¡Parece mentira, pero está sucediendo!...









¡Mirando tus ojos, muriendo en tu boca,
con el alma descubierta y el pecho enardecido!... 
¡te digo que te amo!
aunque… nunca vas a estar conmigo, nunca.

Con un afán que ni siquiera el viento lleva,
van creciendo las flores del amor, en mi dormidas.
Desapareces con tus palabras
el manantial de mis angustias,
 ya no eres más, sólo mi amigo.

Nos entendimos mejor que nadie.......
nos entendimos porque somos casi iguales
y ahora solo nos queda la alegría y el gozo…
que en mis pensamientos
¡Yo fui tuya y tu mío!,
por un instante.

Un beso para ti también,
 sólo tú y yo.

¡Y yo te amo, te amo y te amo!
sin esperar nada del mañana
sólo saber que estás ahí,
y que mi letras van saliendo porque estás en mi corazón,
enganchado sin remedio,
y que tus letras ahora son mías,
para alimentar mi vida
tan maravillosamente, que ningún escritor me creería.....
y es que ya te amo sin remedio.

¡Parece mentira, pero está sucediendo!…

Me besas y me amas y yo no hago si no, soñar despierta,
estas ahí, estamos ahí, estamos juntos,
como  protagonistas de una novela de amor platónico
pero estos no es ideal, es real, es perfecto.
Qué más quisiera que brindarte una cálida sonrisa,
abrazarte, besarte....... qué más quisiera que eso.....

Siempre me tienes y es mi deseo
que el viento que recorre este continente
lleve en su abrigo…
¡Un beso caluroso de mis labios
directamente a tu frente!...
¡Para que se te quede marcado… y no me olvides!,
aún cuando por algún motivo
nos alejemos para siempre…
(que no quiero que suceda).

“Auris” 
Lunes, 08 Febrero del 2010


POEMA SESENTAINUEVE





Como brisa en los verdes campos
con olor a flores a hierba y  pino,
alegre como agua danzarina…
tus pies revolotean por la quebrada.

Con el cielo claro y nubes frescas
sobres las hojas de una chopera,
tiendes desnuda, no sólo el alma,
tu amor, tu vida y tu cuerpo,la guardan.

Tiendo a tu lado mis pretensiones
descarnando mis ansias y mis pasiones,
limito el fuego que llevo dentro
convierto la vida, en un ensueño.

 Ya no eres mujer, ahora eres agua
y me sumerjo en ti…
en tu abrazo y en tu pecho
en tu frescura, en tu dulzor.

El sol es fuerte, me inflama el alma,
hundo mi frente en tu clara fuente,
plantas acuáticas llenan mi boca,
gusto éste río, y su sabor.

Te doy  la forma que yo prefiero
para poseerte, como pretendo…
a mitad del camino, es un deleite
yendo y viniendo, de extremo a extremo.

A momentos serás delfín, subiré sobre ti
crearemos cabriolas que no pensamos,
acariciarás con tu cola mi cara
y subiré para besar tu boca.

Serás sirena, la que no fue soñada…
tus dulces cánticos serán divinos,
¡y será el éxtasis cuando decir te escuche!
¡¡¡¡Bésame esposo mío!!!


Delalma
Jueves, 08 de abril de 2010



NO HE VISTO EL PARAISO





Las más bellas armonías fluían
de la calidez de tu cuerpo y de tu aliento,
del hechizo y de la magia
de tu amante corazón.

La piel de mis manos se tornó seda
al acariciar la tuya, que era terciopelo…
tienes el hechizo de las hadas
todo lo encantas, con un beso.

Las delicadas formas de tu bella figura
voy cincelando como el mejor de los orfebres,
honrándote en el fino mármol de Carrara,
para que seas admirada, para siempre.

He buscado en la caricia de tu aire
en el aura que besa tu cuello,
en tu flamígera estadía en mis manos
el evidente secreto de un amor callado.

En mutis absoluto, tu cuerpo danza
agitada, cálida, en la noche calma
tus giros son premonitorios
como cuando el cisne canta.

Vanamente busqué en tus labios
 la inhiesta palabra amor,
envuelta en mis brazos,
apenas te sostengo…

Se inclina tu cabeza,
tu cuerpo se desmadeja
se te ha ido ya la vida…
dejas abierta en mí una herida.

Todavía queda por plasmar en lienzo
la palidez de tu hermosura,
se fueron las rosas de tu cara
te cubro con la tela, y pienso…

¡No he visto el paraíso!

Delalma
Viernes, 02 de abril de 2010




DESDE EL VÓRTICE DE MI VIENTRE




Descenderé a lo más profundo
de mi mundo subterráneo.
......................................... 

Allí, en la negritud
de mi soterrado mundo,
desde lo más ignoto de la oscuridad
y el silencio fijo,
desencadenaré notas musicales
con el credo de las armonías.

¡Desde el vórtice de mi vientre
haré vastas melodías,
con las manos crispadas elevaré...
cada una de las destellantes partituras!

¡Sonarán las cuerdas,
la percusión y el viento,
crearé ondas musicales de celestiales voces...
y las enviaré a que alcancen tus oídos!

¡Retumbando en sus entrañas...
portentosas melodías abrirán la tierra,
en haces de luz, brotará la sinfonía...
y surcará espacios universales!

¡¡Los ángeles abrirán el cielo
para que hasta Dios escuche
ésta amalgamada locura mía…
parida, pensando en ti!!

¡¡¡Los tambores gritarán tu nombre,
te cantarán los pianos,
y un violín… llorará por ti!!!
¡Escuchándolos tal vez… me vuelvas a querer!

Delalma
Martes, 30 de marzo de 2010